La calidad arquitectónica de Roma no se mide solamente con los grandiosos testimonios que el pasado ha dejado en herencia, como monumentos e iglesias; sino también las obras ideadas y realizadas en época contemporánea son modelos prestigiosos de gran arquitectura que intentan dar una nueva cara a la capital.
En el último período Roma ha sido protagonista de una reanudación significativa de la arquitectura que ha visto nacer muchos proyectos.
Son muchos los nombres importantes, a partir de Renzo Piano con el “Auditorium Parco della Musica”, pasando por Piero Sartogo y Nathalie Grenon con la iglesia del “Santo Volto di Gesú” en la Magliana (barrio de Roma), hasta llegar a Zaha Hadid, la arquitecta iraquí que ha proyectado el “MAXXI”, el “Macro” y el ejemplo de recalificación “Macro Future”. También recordamos a Richard Meier con el nuevo complejo museístico del “Ara Pacis” y con la iglesia de “Dio Padre Misericodioso” en Tor Tre Teste (barrio de Roma).
Roma vuelve a nacer, se reinventa.